No se si meterme en los Cake Pops… Pobre bizcocho de vainilla…

Si, eso de pincharlos y enfriarlos es muy cruel, además con lo que cuestan…

Primero hay que hacer un bizcocho de vainilla y luego machacarlo con un tenedor, pobre, le damos la vida a un bizcocho para luego arrebatársela. A parte de que no creo que pase de ese punto, seguramente después de hacer el bizcocho de vainilla me dará pena des-hacerlo y me lo comeré. NO! ¿Cómo me lo voy a comer? Pobre, pues lo dejo ahí quieto para mirarlo y punto, si no se pudriera… Pues no sé, creo que me inclino por los Cake Pops, a si es como si el bizcocho tuviera hijitos. Si, lo sé, yo también me he liado pero es que no sé…

Conclusiones:

1º Se me va la olla, mucho

2º El bizcocho de vainilla tiene la vida muuuuuuuuuuuy corta, debería haber un hospital de bizcochos de vainilla con el antídoto del antipudrimiento. Si. No. Bah!

3º Se me sigue yendo la olla

Bueno ya estoy terminando este post tan rarito porfis podéis comentar y decirme lo que pensáis.. Porque después me va a dar lástima subir la receta de los Cake Pops…

Anuncios