Cómo hacer azúcar glass

Es más económico. Puede que sea mucho más fácil comprarlo en el super ya hecho, pero no es más barato. La diferencia de precios entre el azúcar normal y el glass es abismal. Os enseñaré como hacerlo en casa.

Primero necesitaremos. Azúcar blanco y un molinillo de café. Yo en casa tengo uno de Braun que lo utilizaba para convertir los granos de café en polvo y hace poco descubrí otro uso.

Molemos el azúcar en el molinillo y… ahí lo tenemos, nuestro azúcar glass. Fácil ¿No? Puede que tardemos más, pero vale la pena. Y además, si lo hacemos mientras cocinamos, no hace falta tamizarlo. Mi conclusión es que este pequeño invento da un buen resultado.

Imagen

Anuncios